Bart Davenport en cinco canciones

Photo-by-Piper-Ferguson-BartDavenport_6536-3

Quedan pocos salvadores del pop que lo sean de verdad. Me refiero al pop clásico; el que enamora, seduce y divierte de forma inteligente a la vez que ligera. Bart Davenport es uno de ellos. Con origen en California y cinco álbumes a sus espaldas (sin contar Searching for Bart Davenport, su disco de versiones de Kings of Convenience, Caetano Veloso o David Byrne entre otros), Davenport es un maestro de la canción redonda. Aquella que escuchas y parece que ya conozcas. Ha sido definido como crooner y reconocido como un experto fusionando estilos creando así el suyo propio que se mantiene intacto desde su primer álbum homónimo de 2002. Canciones pop revestidas de jazz, rock e incluso bossa nova; interpretadas por un blues man cuya elegancia recuerda a Michael Franks al tiempo que reconocemos en él algo de Kings of Convenience. Precisamente Erlend Øye, el cantante de la formación de Noruega, se referiría a Davenport como “el mejor proyecto de solista-con- guitarra que hay”.  Su actitud inquieta le ha llevado a compatibilizar su carrera en solitario con otros proyectos entre los que invito a descubrir Incarnations (pincha aquí para ver el vídeo que grabaron para Desubicados TV).

Desde Palaces (Burger Records. 2008) no teníamos noticias de Davenport que ahora presenta Physical world (Lovemonk / Burger Records. 2014) y hace parada en España el próximo 1 de diciembre en la sala Costello Club en formato acústico. Si no conoces a Davenport aquí te dejo un recorrido por su discografía a través de cinco canciones. Casi seguro que escucharás una sexta.

“NEW COOL SHOES” (Bart Davenport. 2002)

Davenport en estado puro. Voz y guitarra, balada y dedicada “a ella”. Una canción de otoño y de pedir perdón. El compositor de Oakland dejó ver en su primer álbum su esencia y aquello que hace que sea igual de interesante ver un concierto suyo en solitario que con banda.

“THE SWEETEST GAME” (Game Preserve. 2003)

En este tema Davenport nos susurra al ritmo de bossa nova. Incluido en su segundo álbum este “The Sweetest Game” es una de las trece piezas que conforman el puzzle Game Preserve, el primer disco con el que el artista sorprendió por lo ecléctico de sus canciones y la dificultosa tarea de etiquetar “el todo”.

“CLARA” (Maroon Cocoon. 2005)

Canción de amor en la que el buen rollo que transmite Davenport convive con su voz limpia que no titubea al dirigirse a “Clara”. Ese es el valor seguro del artista: sus canciones se defienden por sí solas siendo la voz el mejor hilo conductor de las emociones. “Clara” forma parte de su tercer trabajo Maroon Cocoon, un disco lo/hi fi pulido cuidadosamente realizado en un 8 pistas.

“A YOUNG ONE” (Palaces. 2008)

En esta ocasión Davenport se abraza al soft rock más setentero con una canción lenta de pista de baile; logrando picos de intensidad con la inclusión de coros en el estribillo y con un ritmo calmado pero constante que obliga a balancearse. “A young one” forma parte de su cuarto álbum, Palace, último trabajo propio editado hasta el recién estrenado Pysichal World.

“PAMELA” (Physical World. 2014)

Último paso de Davenport en el que el ryhtm and blues reina . “Pamela” vuelve a poner en evidencia que la mujer es una de las grandes inspiraciones de Davenport. Su forma de interpretar y de modular la voz; y el juego de intensidades a la guitarra hace de este un tema dinámico cuya sencillez no aburre sino que atrapa.

 

Texto: Wilma Lorenzo

Foto: Piper Fegurson

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *